Guía práctica para explorar el sexo anal

Sexualidad, SpotlightComentarios (0)

La mayoría de quienes han explorado el placer anal han tenido que aprender sobre la base de ensayo y error, a veces con no muy buenos resultados.  Para que te ahorres tiempo, dinero y más de algún riesgo, dolor, o bochorno te explicamos paso a paso cómo explorar el placer anal de manera sencilla, limpia, segura y sobre todo, placentera.

.

Consideraciones

El placer anal es algo de lo que pocas personas se atreven a conversar, no obstante sea creciente la cantidad de gente que lo busca tanto a solas como en compañía.

Y es que el placer sexual en sus más diversas formas, no tiene nada que ver con cosas de hombres o mujeres, heterosexuales, homosexuales o transexuales, mayorías, minorías, ni ricos ni pobres. Todos y todas venimos de fábrica con diversos dispositivos de placer incorporado entre ellos el Ano,  y en el caso de los hombres también la Próstata.

A continuación te dejamos unas recomendaciones generales para que explores a solas, que también sirven para cuando estés con tu pareja. De hecho podrían servirle mucho.

.

Materiales básicos

Ducha anal
Lubricante
• Toalla
• Toalla de papel

.

Manos a la obra

Planéalo:
No esperes el momento.  Dedícate uno.

Lugar:
Busca el espacio donde estés a solas y sin que nadie interrumpa.

Ambiente:
Este es un espacio para ti.  Música, velas,  vino,  algo más?. Va por tu cuenta.

Preparación:
Utiliza una ducha anal para que no te preocupes por nada. Aquí un artículo para que las conozcas  y aprendas a usarla.

Posición:
Sobre una toalla que evitará ensuciar,  te pones de costado. Apoya el codo en el sofá o colchón para apoyar la cabeza en tu mano.  Flecta un poco la rodilla que queda encima, busca la comodidad. Esto genera un ángulo corporal cómodo tal que al estirar tu brazo hacia atrás, la palma de tu mano queda perfectamente de frente a tus nalgas, y con ello una buena posición para que tu dedo medio – Sí. El mismo del gesto aquel-  quede justo sobre el ano. Este es el dedo que te recomendamos utilizar en un principio. Tú verás luego. Hay quienes luego van mucho más allá.

Usa tu dedo:
Sí solo uno y el del medio (Dedo corazón). En esto siempre debes ir de menos a más. Recuerda que la zona es delicada y debes tener las uñas muy cortas y limadas.

Aplica lubricante.
La zona no tiene lubricación propia. Un buen lubricante y ojalá en exceso es obligatorio. Luego aprenderás a regular la cantidad necesaria.

1 Con la yema de tu dedo, toca en círculos. Hasta que te conectes y comiences a sentir de manera diferente, suave y sin apurar nada. Apagaste el celular no?.

2  Aplica más lubricante y presiona el ano suavemente, intentando deslizar solo la punta de tu dedo, y retira. Continúa hasta notar que el primer esfínter se relajó. Si hay molestia, lubrica y vuelve al paso 1.

3 Aplica más lubricante. Inserta la punta del dedo y déjalo ahí quieto por unos segundos, intenta apretar/soltar el esfínter y sostener la posición lo más posible, olvídate de todo. No te niegues la oportunidad de disfrutar. Estás a solas, nadie te ve. Así que sin ninguna vergüenza, disfrútalo. Permítelo.

4 Aplica más lubricante. Repite el paso 2 y 3,

5 Aplica más lubricante. Tu dedo entra cada vez más fácilmente. Mantén posiciones y explora. Apreta y suelta. Rota o frota suavemente, gentilmente sácalo y vuélvelo a insertar. Detente en puntos de sensaciones curiosas. Si tienes próstata la encontrarás presionando suavemente hacia tu abdomen. Todos tenemos puntos de placer diferentes y seguro descubrirás los tuyos. Tómate todo el tiempo necesario.

Orgasmos:
No te asustes de las sensaciones. Los orgasmos anales suelen ser intensos y en algunos casos tan sorpresivos como explosivos. Puede contraerse todo tu cuerpo en explosiones multicolores, escapar un gran gemido e incluso expulsar. Pero no te preocupes. Si hiciste un buen lavado lo único que expulsarás será lubricante. Para eso sirve la ducha anal y toalla.  Continúa cuanto quieras.

.

Estos son unas recomendaciones básicas para que explores tu cuerpo de manera entretenida, limpia y segura. Probablemente  en el camino encuentras otras formas y maneras. Recuerda que la ducha anal y el lubricante   -de preferencia en base a agua- son obligatorios para obtener buenos resultados. Luego puedes explorar variantes híbridas o de silicona.

Si deseas incorporar algún estímulo adicional, te recomendamos visitar la sección estimulantes. Puedes buscar MySpray de la marca alemana Pjur, que provee un suave calorcito y dispone la zona de buena manera. Algunos prefieren AnalyseMe, un spray que relaja el esfínter sin adormecerlo.  Algunos usan los dos. Otros prefieren el lubricante de silicona con relajante anal Swiss Navy Premium

Lubricante Silicona Relajante Anal <br> Swiss Navy 118 ml Estimulante MySpray <br> Pjur Spray relajante anal Analyse Me! <br> Pjur

Si lo deseas siempre puedes incorporar algunos juguetes con o sin vibración. Evita que su diámetro sea grande si estás recién explorando. Algunos prefieren utilizar  guantes de nitrilo,  otros dilatadores anales.

Como ves hay múltiples posibilidades. Ya sabes cómo. Tú decides dónde y cuándo.

Recomiéndanos si te resultó útil este artículo y compártelo con quien creas que le puede venir bien.

A solas o en compañía, #DisfrutaLaExperiencia

Artículos relacionados

Te vas sin decir nada? ... ;)