El Diario de Mila: La noche en que conocí a Larry

Reviews, SexualidadComentarios (0)

Hace algún tiempo atrás, en una de las dulces grabaciones de nuestros hermosos podcasts, Fetish facilitó un montón de vibradores y dildos para que los tocáramos, miráramos y jugáramos. Uno de ellos captó mi atención, por su textura y material, además porque parecía un pene de verdad….

Fabricado en USA por Doc Johnson en el material de última generación UR3,  era venoso, rugoso, suave, olía rico y era muy blando y erecto a la vez, extremadamente realista. Quiero que entiendan que yo cuando invierto mi dinero en este tipo de cosas, en general busco artículos que sean de gran tecnología, colores, diseños atractivos y vibraciones interesantes, y si me encariñé con este modelo fue única y específicamente porque sentía que jugaba con un pene de verdad, pero propio. Incluso le pusimos un nombre: Larry.  Así fue como conocí a Larry y descubrí que la alta tecnología también produce increíbles materiales.

.

Tiempo más tarde, nuestros queridos amigos de Fetish me regalaron uno, porque vieron mi particular cariño y atención a este modelo. –Chucha! Qué hago con esta cosa?- Pensaba yo, para mi era todo un chiste, para mi era como una de esas pelotas anti stress que uno aprieta, que es rico y chistoso. Lo veía en mi mochila y su presencia grotesca me daba risa. Ni si quiera vibraba! Pero era mío. Mi pene. Tenía que usarlo, era mi deber, mi responsabilidad. No importaba que le tuviese nada de fe, simplemente un objeto que fue creado y diseñado para ser utilizado en una masturbación no puede quedar sin ser utilizado nunca en la vida.

Primero pasé por una etapa de risa absurda, se lo mostré a quién se me paso por en frente y nos reímos un montón, hubo peleas de penes y cosas de ese tipo, cuando ya había pensado que Larry sería un juguete no sexual, me enfrenté a Larry por primera vez, ya en mi casa, descansada y caliente. Casi opto por utilizar a otro de mis vibradores favoritos, casi ignoro al pobre de Larry y lo dejo en su caja por quizás cuanto tiempo. Casi, pero no. Nos di una oportunidad, saqué mis lubricantes y después de un rato de toqueteos personales entró en juego Larry.

Al principio fue medio bleh, pero luego, encontré una característica única de este tipo de material (UR3), es absolutamente ergonómico! Es decir, no importaba cuanto apretara y torciera, él seguía ahí cumpliendo su misión cual fiel amante, erecto y penetrante. Me empezó a gustar el jueguito, el metesaca se volvió más rápido e intenso, yo me torcía revolcaba y daba vueltas, y Larry ahí, estoico.

Cumplió lo prometido, cumplió con su misión y entregó orgasmos, para mi sorpresa, Larry no solo era un juguete entretenido, sino que también, un excelente amante.

10847985_723547084407713_679816557698408893_n

Pueden comprar su propio Dildo Raging UR3 20cm Doc Johnson o su versión más grande de 23 cm y ponerle el nombre que ustedes quieran. Les dejo el link con todos los juguetes de este material a disposición en Fetish Store.

 Mila der Mondschein

Si te gustó este artículo Recomiéndalo en tus redes!. Y si deseas publicar tus escritos o reviews, no dudes en enviarnos tus textos.

Pin It

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.