El Diario de Mila: Homenaje al Clítoris

Actualidad, RelatosComentarios (0)

Conozco a alguien que ha ejercido la docencia biológica en colegios por más de 20 años, y en una que otra conversación respecto al sexo un día me menciona ¿Sabías que el clítoris es un pene atrofiado?

Pausa. Horror. HORROR.

No pude contener mi espanto al escuchar esa palabra ATROFIADO,  y me lo contaba como si tuviese que sentirme orgullosa, como si tuviese la suerte mágica de poder sentir de manera atrofiada lo que sienten los hombres en un encuentro sexual,  como si las mujeres prefiriéramos tener pene antes que clítoris, me lo contaba como diciendo “nosotras  también somos válidas, también tenemos pene, solo que atrofiado” espanto. Más espanto aún al entender que esta mujer, tan capaz, tan hábil en lo que hace, tan infinitamente inteligente, traspasa ESE conocimiento a sus alumnos adolescentes, en liceos públicos, enseñándoles a las niñas púberes que son una versión atrofiada de sus compañeros, enseñando a hombres en su más tierna juventud que son perfectos y que sus compañeras son una versión atrofiada de ellos mismos.

.NO.
No, no y una vez más no!.

violetailustraciones.tumblr.com

La miré y entendí que años viviendo como vivimos, escuchando cómo debemos portarnos, viendo la televisión que vemos, las portadas de los diarios que hay, la bomba 4, la propaganda, la legislación, la desigualdad, la violencia de género y tantas cosas más, le habían atrofiado el clítoris, pero en el cerebro.

Todas estas cosas le habían hecho creer que su cuerpo era una versión atrofiada de otro cuerpo más completo. Tuve una compasión al borde de lo maternal con esta mujer que casi dobla mi edad, con esta mujer que me vio crecer, que me crió, que me ha enseñado tanto y por fin entendí de qué se trata ser “de la generación nueva”.

Yo no tengo nada atrofiadoLe dije – yo tengo un órgano, cuya única función es el placer, yo tengo un órgano que se conecta en lo más interno de mí, con mis respuestas sensoriales, cuya única función es llevarme al orgasmo, a perder toda noción de lo que es bueno y lo que es malo y deshacerme en un vaivén con el universo y mi cuerpo, en momentos gloriosos de placer puro, y que no tiene más sentido que hacerme gemir, gritar, morder y retorcer en un orgasmo.

 

Las mujeres NO tenemos un pene atrofiado, tenemos un CLÍTORIS perfectamente formado, el cual nos empodera de nuestros cuerpos, el cual nos destina a ser más en el universo, es el único órgano de cualquier especie cuyo único objetivo es el placer del individuo. Respetemos nuestro clítoris, respetemos nuestro cuerpo, complazcamos sus necesidades, démosle el uso que se merece, dignifiquemos a este órgano al lugar que se merece, un lugar divino, un trono, un altar.

-Me has abierto los ojos, dijo la mujer- y lo entendió tan bien como las mujeres de este video. 

                 

 

P.d.: Si quieren comunicarse conmigo para cualquier efecto, contándome historias, pensamientos, sueños, ideas, lo que quieran, pueden escribirme al correo mila@fetish.cl 

Nos leemos pronto.

Mila.                                                 

Si te gustó este artículo Recomiéndalo en tus redes!. Y si deseas publicar tus escritos o reviews, no dudes en enviarnos tus textos.  Fetish Store. Disfruta la experiencia

Artículos relacionados

Te vas sin decir nada? ... ;)