El diario de Mila: Me pillaron tirando

Destacados, RelatosComentarios (0)

Sí. Me pillaron tirando.

Me pillaron en el acto mismo del desacato a la moral y las buenas costumbres. Me pillaron mientras me remecía yo entre las sábanas con un muchacho, en un instante horrible cuando la puerta se abre, y una inocencia es destruida, un respeto es perdido, una verdad queda descubierta.

Me pillaron con el que menos me tenían que pillar, con ese que uno espera que pase piola y que nadie nunca más hable al respecto, me pillaron después de una noche de descontrol, de recuerdos borrosos y situaciones vergonzosas. Me pillaron con la canita al aire, me pillaron con el que es amigo buena onda, pero que para poder mantener la dinámica, el comernos la piel debe permanecer en la nube difusa de las noches  sin sentido.

Me pillaron sacándome la necesidad de la piel después de una larguísima e intensa experiencia laboral, donde el tiempo personal es tan ajeno, que la ducha viene siendo el único lugar permitido para la masturbación, 20 días de lejanía corporal fueron muchos, y me pillaron mientras me sacaban a mordiscos cada ápice de virginidad reconstituida.

Me pilló la persona que menos me tenía que pillar, fue como decirle a Bambi que el Viejito Pascuero no existe, que su mamá no es virgen y otras verdades desgarradoras. Mi amiga Bambi, además nos pilló en su cama, en sus sábanas, en su templo del descanso, que estaba siendo vulnerado una y otra vez con sexo sucio, desenfrenado, prohibido, desgarrador, ebrio y ruidoso, me pilló mordiendo SU almohada. Su cara de desesperanza será un recuerdo imborrable. Su cara de desconcierto fue tal, su incertidumbre tanta, ¡ni si quiera una risa soltó! No estaba incómoda, no estaba ofendida, no estaba enojada, no estaba indignada, no estaba burlándose, no estaba nada, solo estaba extremadamente confundida, nunca había visto una cara así.

Pero bueno, ya me pillaron. Cuando me quedé sola, no supe que más hacer y lavé las sábanas. Mandé un mensaje de “perdón por el trauma” y ya está.  ¿Qué es eso que dicen de lo comido y lo bailado?

En fin, el lunes será un día interesante de reencuentro laboral entre todos nosotros, Bambi, hombre que saca las ganas y yo. Probablemente solo nos tomemos un café y nos riamos con miradas cómplices, será el café matutino más tenso de la historia de la vida.

Mila DerMondschein

Recomienda El Diario de Mila en tus redes!. Y si deseas publicar tus escritos o reviews, no dudes en enviarnos tus textos.  Fetish Store. Disfruta la experiencia

Artículos relacionados

Te vas sin decir nada? ... ;)