Sexo anal. El último tabú del hombre heterosexual

SexualidadComentarios (2)

En numerosas ocasiones se tiende a tachar a las mujeres de cargar con tabúes sexuales transferidos a través de su condición femenina. Estrecha, pacata, mojigata son adjetivos que se les da a las hembras cuando no quieren hacer ciertas cosas por sus barreras mentales.

¿Pero qué hay de las barreras mentales de los hombres?

[NSFW]

¿Se acuerdan cuando una chica era poco menos que una zorra por dejarse hacer sexo anal?

Todavía hoy, un hombre que recibe sexo anal es un mariquita. Los propios hombres cierran su ano al placer por ser cosa de homodesviados y rarisexuales. Pero ¿qué vamos a hacerle si dios les puso el punto G en el recto?

fuente: tumbrl

fuente: Tumblr

Como contábamos aquí la próstata, una parte muy importante del órgano sexual masculino, al ser estimulada causa gran placer y cuando es bien tratada hace que estalles en un orgasmo muy distinto a la eyaculación por estimulación del pene. Es un orgasmo desde dentro hacia arriba por todo el cuerpo, y no hacia fuera y hacia delante en los genitales como el corriente. Así como una corriente eléctrica de placer por la columna vertebral. ¿Sabes de lo que hablo?

Cada vez más parejas heterosexuales prueban a inmiscuirse en el ano del miembro masculino, sólo como un juego más dentro de la búsqueda del placer.

prostatic2

fuente: tumbrl

A muchos hombres les da miedo sentir dolor, incluso a las mujeres les da reparo hacer daño a su pareja, por eso nunca lo intentan. Otros tienen miedo de preguntar a su chica, hay muchos que se cierran de pleno a la idea por lo que decíamos antes y otros que nunca llegan a esa conclusión y por eso ni se lo plantean.

Si eres…

1. de los que está dubitativo porque te falta técnica te recomiendo que te estudies ñoñamente este post -Los secretos del sexo anal-.

2. de los que sabe como hacerlo pero no sabe como expresarlo, comunicate de forma relajada.  No le des importancia. Lo peor que te puede pasar es que te diga que no quiere que le huela el dedo a poto. Nadie te va a juzgar…

3. de los que teme al dolor, una opción muy recomendable es que pruebes tú solo. La próxima vez que te masturbes tócate esa parte de preferencia con lubricante de silicona y dale amor a esa zona de tu anatomía. Poco a poco, a su tiempo ve más allá.

Te acaricias una vez, a la siguiente la estimulación es más rica porque ya lo conociste así que te aventuras a tocarte más desinhibidamente y un día sin darte cuenta estás dentro.

Para esto es muy útil contar con un juguete, ya sea un masajeador prostático o un dilatador. Cuando te sueltes puedes probar con un dildo suave e ir subiendo la intensidad según aumenten tus necesidades.

Cuando lo tengas dominado, házlo con ella.  (Este post va dirigido al hombres heterosexuales y sus amantes, pero bien sirve de referencia para chicos “activos” y chicas que deseen explorar). También puedes leer este artículo.

4. De los que ya pasaron la barrera del dedito/masajeador/dilatador solo y acompañado y quieren algo más intenso. Existen dildos sujetos a un arnés que tu chica puede usar para penetrarte de una forma más performática. Un cambio de roles interesante para chicos atrevidos. Los hay de muchos tipos solo hay que encontrar uno que se adapte a lo que queremos. Incluso pueden usar dildos dobles para compartir la experiencia.

porstatic4

fuente: tumbrl

Y por San Lorenzo patrón de los quemados ¡¡¡SIEMPRE MUCHO LUBRICANTE!!!

Si todo esto te suena a cosa del diablo, vuelve al inicio del magazine y empieza a leer  desde el principio porque te has perdido muchas lecciones.

Si tienes curiosidad,  estos son algunos de los juguetes que puedes utilizar.  Encuéntralos en el catálogo.

Esperamos que este artículo te haya resultado útil y entretenido.

Recuerda comentar  y compartir para ayudaros a llevar el buen sexo por todos los rincones…

Artículos relacionados

2 respuestas a Sexo anal. El último tabú del hombre heterosexual

  1. Andrés dice:

    Excelente post! ah, y se escribe “Tumblr”

Te vas sin decir nada? ... ;)