Tranta yoga o iluminarse haciendo el amor

Actualidad, SexualidadComentarios (0)

El tantra  es una ciencia espiritual, que se ocupa del estudio de todo el universo. El ser humano (pensamientos, emociones, y cuerpo físico),  el principio cíclico de la naturaleza,  la armonía de la música y de las vibraciones, la dinámica estelar y de todo el cosmos es una misma cosa para el tantra.

En el idioma sánscrito TANTRA significa “red”, “tejido” o “urdimbre”. La palabra está compuesta desde la raíz “TAN”, que significa expansión y de la raíz “tanto” que significa lazo, hilo.  Según la visión tántrica, el universo físico y mental es percibido como  un tejido en el cual las partes se unen en un TODO, y en cual el TODO se refleja en todas sus partes.

La metafísica tántrica se basa tres principios fundamentales.

– KULANAVA:  se puede describir muy bien por el siguiente proverbio hindú: “Lo que está aquí (en el microcosmos del ser humano) está por doquiera (en el Macrocosmos), lo que no está aquí (en el microcosmos del ser humano), no está en ninguna parte (Macrocosmos)”.

Todo el universo está adentro de nuestro ser y simultáneamente nuestro reflejo está en el Universo. Así como alguien duerme y luego despierta, al igual en la naturaleza se alterna la noche y el día, así como existe al nivel humano la atracción polar entre el hombre y la mujer, lo mismo pasa  a nivel planetario con los polos magnéticos y eléctricos.

– No existe el bien ni el mal: El segundo principio del TANTRA fue descrito muy bien por el Lama Govinda: “El bien y el mal, el sacro y el profano, la sensualidad y la espiritualidad, el material y el trascendental, samsara (la ignorancia) y nirvana (la iluminación) no son  opuestos sino dos caras de la misma realidad”. Este principio diferencia el TANTRA de la mayoría de los caminos espirituales que separan el sacro de profano, el amor del deseo y la espiritualidad del materialismo.

El TANTRA hace desaparecer el espacio entre el pecado y la virtud; une “lo que es” con “lo que debería ser” y muestra la continuidad inseparable del espíritu en la materia, de la mente en el cuerpo, del infinito en el finito, de lo que está más allá con lo que está aquí y del eterno “ser” con su evolución en el “tiempo”.

– ATMAN: La suprema realización del Sí Supremo ATMAN, llega al percibir y entender que entre Uno es el principio divino y el principio divino es Uno. No hay diferencia entre el universo y el alma sino que son la misma cosa. Comprender eso libera de los deseos y pasiones porque todas las acciones son guiadas por dios.

“Los que se dieron cuenta que Dios se refleja en cualquier aspecto existente en este mundo, han logrado la paz interior perfecta y se volvieron uno con todo el Universo, comprendiendo finalmente los secretos de la vida eterna”. En este párrafo los Rishi (sabios hindúes) describen la realización última del ser humano, que es la revelación del Si Supremo inmortal ATMAN y la unión beatifica con el Dios el Padre.

alqm

Shatki y Shiva. Principios masculino y femenino sagrado

SHIVA es el nombre que la filosofía tántrica le da al principio masculino de dios o al aspecto masculino de la creación.  Él juega el papel del testigo, del observador que experimenta la creación en un estado de paz, calma y tranquilidad.

El polo femenino, SHAKTI juega el papel de la energía creadora y ella es la misma creación y manifestación. Se puede decir que SHAKTI es el ensueño mientras SHIVA es quien sueña, o que SHAKTI es todo el universo y toda la experiencia mientras SHIVA es la luz por la cual toda esta experiencia está percibida y vivida.

SHAKTI tiene más aspectos: Kali o la fuerza del tiempo, Tara o la fuerza de al compasión, Tripura Sundari o la fuerza del amor y de la belleza, Lakshmi, Parvati, Dhumavati o la fuerza del vacío y muchas otras. Todos estos aspectos de la SHAKTI bailan frente a SHIVA. Juntos y polarizados por él y por dicha danza hacen que aparezcan y desaparezcan todos los demás aspectos de la manifestación, como por ejemplo la creación y la destrucción, la vida y la muerte, el lleno y el vacío.

Los dos principios SHIVA y SHAKTI, se encuentran en cada ser humano y la unión de éstos se refleja al nivel del alma.  SHIVA es la  conciencia que está más allá de la mente. El principio femenino universal que esencialmente es el amor, en una permanente unión con todo lo que existe, oculta pero nunca separada, SHAKTI como energía creadora fundamental lo abraza todo.

 Shiva y Shatki danzando. fuente: pinterest

Shiva y Shatki danzando.
fuente: pinterest

TRANTRA Y SEXUALIDAD SAGRADA

El Yoga Tántrico es una filosofía compleja de liberación e iluminación por el control perfecto del placer máximo, en el cual el Yoga es el conjunto del los medios prácticos empleados a fin de obtener ése fin. La práctica precisa del Yoga no solamente incrementa la potencia sexual, sino que más aún conlleva una profunda y limpia visión del amor en la pareja

En la cosmología tántrica, se considera que todo el universo (el Macrocosmos) apareció y está permanentemente sostenido por la interacción de dos fuerzas opuestas en términos de la polaridad o complementarias: Shiva (El principio masculino) y Shakti (El principio femenino).

Dentro de esta filosofía el principio femenino es activo y el masculino pasivo. Es la Shatki la que guía y enseña a Shiva, la maestra espiritual suprema que abre las puertas de la felicidad plena.

El tantra yoga entiende que el amor es la manera más rápida y efectiva para evolucionar. El principio femenino representa ese amor. El sexo es entonces una forma de oración, un ritual sagrado en el que las energías se mezclan para elevar y sublimar la condición humana.

El sexo tántrico se popularizó en Occidente de una forma algo deformada. En la búsqueda por orgasmos infinitos y horas de sexo sin descanso se olvida que el sexo es una vía espiritual. Dentro de esta filosofía hay varios caminos que un yogui puede seguir para despertar su energía Kundalini y sentir el éxtasis de la conexión divina, siendo el sexual uno de ellos, pero como todo es lo mismo tampoco se puede decir que sea algo exclusivamente relacionado con el sexo. Porque tantra es todo y puede darse de cualquier manera.

Para el tantra el orgasmo debe sostenerse y ser la consecuencia final de un prolongado ritual que incluye diversas prácticas yógicas como la respiración (pranayama) posturas (asanas) gestos con las manos (mudras), masajes eróticos, estimulación de  todos los sentidos  y meditación. Este ritual debe realizarse en un lugar que previamente habrá sido limpiado física y energéticamente. Perfumado y decorado, el templo del amor es un lugar sagrado. El cuerpo también hay que prepararlo. Limpiarlo por dentro y por fuera.

El sexo tántrico alimenta el erotismo sutil, como una hoguera en la que las brasas se mantienen prendidas durante horas. Se trabajan todos los sentidos juntos y separados y se busca que la respiración lenta y profunda sea el hilo conductor de la práctica.

Para una persona que nunca ha practicado yoga ni ha entrado en contacto con esta filosofía es difícil entender como funciona el tantrismo. Además no funciona con cualquier pareja, debe haber un vínculo emocional centrado en el amor, porque para el tantra esa es la verdadera alquimia.

El orgasmo tántrico es una experiencia que sobrepasa el cuerpo físico,  involucra todos los aspectos de la existencia como si al sentirlo salieras de ti mismo y te fundieras con el todo. Como deshacerse en millones de partículas para volver  juntarse en una configuración mejorada.


conexion con el todo fuente: pinterest

conexion con el todo
fuente: pinterest

Esperamos que hayas disfrutado este post. Te dejamos un link con música relajante especial para tantra y para activar la energia kundalini, para que vayas practicando la danza de Shatki y Shiva.

Gracias por leer, te esperamos más veces en Fetish

 

Pin It

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.